A un año: las oportunidades

Han pasado 365 días ya desde que México vivió la elección más grande en su historia, tanto por su tamaño, como por su simbolismo.

El 1 de julio de 2018, Andrés Manuel López Obrador ganó las elecciones presidenciales luego de 12 años de anhelo. Y lo hizo sin duda alguna.

Desde el primer día de julio del año pasado, hasta hoy, han sucedido infinidad de cosas, pero cambios reales han sido pocos los perceptibles.

01.jpg

 

LA CONFIANZA

 

Una de las grandes razones por las que AMLO ganó la presidencia el año pasado, fue la gran confianza que casi 30 millones de mexicanos depositaron en él. Además del hartazgo por la violencia, corrupción y aparente ineficiencia de los gobiernos anteriores.

El mismo 1 de julio del año pasado, como el 1 de diciembre, cuando López Obrador tomó el poder como presidente de la república, los niveles de júbilo, emoción y confianza en él, estaban por los cielos.

La esperanza de que alguien que por tanto tiempo se distanció de “los mismos de siempre” hiciera las cosas mejor, diferentes, ahí estaba. Hoy, se mantiene, aunque en menor medida.

Y es que si prometes tanto, en tampoco tiempo, la presión será insostenible.

 

EN EL PODER

 

Desde que se oficializó el resultado que daba como ganador de las elecciones a López Obrador, su figura ocupó todo espacio posible. Cada vez se hablaba más de él y menos del que aún era presidente: Enrique Peña Nieto.

Semanas previas a su toma de poder, AMLO cumplió una de sus promesas más duras de campaña: tras “consultarlo” con el pueblo, se optó por cancelar el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, en Texcoco.

02.jpg

Esta decisión fue sin duda un golpe que le salió caro al país; pero pese a lo que se creía, poco afectó la imagen de López Obrador.

Ya en el poder, inició sus actividades y entre ello se encontraban –todavía– sus conferencias matutinas; las “mañaneras”.

No recuerdo del sexenio pasado, haber visto en un solo momento a Enrique Peña Nieto estar cara a cara con los medios de comunicación.

Pero lo de AMLO es otro nivel. Aparecer de lunes a viernes ante los medios de comunicación para responder preguntas y, de vez en cuando, hacer anuncios importantes, es inédito.

Sin embargo, no siempre se dan las respuestas que la gente necesita, ni se hacen las preguntas indicadas.

El ejercicio mañanero se ha convertido en algo tortuoso que a pocos les ocupa la atención.

Lo que sí, sin duda, es un ejercicio de imagen muy diferente.

1127180.jpg

 

LOS FRENTES

 

Uno de los principales problemas que ha tenido este gobierno, es la urgencia. Urgencia por resolver absolutamente todos los asuntos pendientes del país, en el corto plazo.

Que hay robo de combustible; suspendan la distribución. Que hay corrupción en programas sociales; suspendan la entrega de ayudas.

Abrir todos y cada uno de los frentes posibles, parece que ha resultado contraproducente a la estrategia gubernamental.

AMLO ha sacado a la luz lo que ya todos sabíamos, pero que ciertamente algunos no lo querían ver, otros simplemente eran indiferentes y algunos más lo consideraban parte del día a día: la corrupción.

A partir de esto, ha querido atajarla de cualquier manera posible, sin importar que eso implique suspender acciones, programas y apoyos que paralizan al país e incrementan la incertidumbre.

Captura de pantalla 2019-07-01 a las 1.34.34.png

Nadie quiere que continúe la corrupción, o al menos es un pensamiento que me gustaría tener. Pero el actuar gubernamental ha dejado mucho qué desear.

Sí, lo sabemos: todo es una herencia de administraciones anteriores. Precisamente por eso ganó, porque prometió cambiar todas esas viejas prácticas y problemas heredados.

Pues bien, aún seguimos esperando.

 

EL ACTUAR

 

Hay 4 momentos en este año que ha pasado, que considero han sido oportunidades de oro para AMLO, pero que poco o nada ha sabido manejar.

  1. Cancelación de NAIM: lo que para muchos fue el peor momento de López Obrador en lo que va de este gobierno. Pese a que ha habido reveses ante la cancelación, la obra está desierta y miles de trabajadores se quedaron sin empleo. Además, pese a las “intenciones” de suspenderlo por posibles actos de corrupción, la realidad es que su construcción representaba mayores beneficios que afectaciones para el país.

 

  1. La muerte de Martha Erika Alonso: el 24 de diciembre, la aeronave en la que viajaban la entonces gobernadora de Puebla y su esposo, Rafael Moreno Valle, se estrelló y provocó su muerte, así como del resto de la tripulación. En medio del misterio y la suspicacia por un posible atentado, AMLO decidió no asistir a los funerales, mandando a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. Para muchos, reforzaba la teoría de un posible ataque planeado para quitar a la gobernadora del mapa y llamar a nuevas elecciones para que Morena tuviera una segunda oportunidad. ¿Cómo podrías alejar esos rumores? Cambiando a tu candidato que, originalmente, perdió en las anteriores y acusó de fraudulento el proceso electoral. Pues no se hizo así: Miguel Barbosa volvió a ser el candidato para las elecciones extraordinarias en Puebla y se quedó con la gubernatura. En un país en el que se viven altos niveles de desconfianza y sospechosismo en el gobierno que tú mismo alimentaste por 12 años, no puedes venir a alimentar lo mismo una vez en el gobierno. Pero para López Obrador, parece que sí funcionó.

OLga-e1545788865753.jpg

 

  1. Huachicoleo: todos estamos de acuerdo con que se le ponga punto final al robo de combustible. Pero otra vez, las formas son las que hacen pensar a la gente si realmente quiere que exista un combate al huachicoleo. Durante finales de diciembre y principios de enero, la escasez de combustible como consecuencia de la estrategia para evitar el robo de combustibles, puso tensa a la población. Filas interminables a la espera de poder cargar gasolina. Ante la presión, se quiso mejorar la distribución a través de pipas que tuvieron que ser compradas de manera rápida, sin licitación, para ser lo más “eficientes” posibles. La desesperación ante la corta estrategia, terminó provocando una tragedia: la explosión de un ducto en Tlahuelilpan, Hidalgo, que dejó casi 140 muertos.

merlin_149416917_d5c95b6e-4eb8-448a-bc5c-409b6a59bb46-master1050.jpg

 

  1. Presencia internacional: parece que a López Obrador le urge solucionar todo conflicto interno, sin tener presente la existencia del mundo entero. Él mismo tiene una frase que repite hasta el cansancio: “la mejor política exterior, es la interior”. Una gran oportunidad que dejó ir fue la cumbre G-20, en donde las 20 economías más poderosas del mundo se reúnen. Sobre todo después de sacar a contracorriente un acuerdo que impidió la imposición de aranceles a los productos mexicanos por parte de Estados Unidos. Acuerdo que, dicho sea de paso, causó gran felicidad a Donald Trump. Entre las cartas a España, la indiferencia ante las constantes amenazas de Trump (mas que un “yo respeto”) y la poca apertura hacia el exterior, estos primeros meses de gobierno han dejado mucho qué desear en un mundo globalizado en el que urge cada vez más la cooperación internacional.

cumbre-g20-osaka-640x360.jpg

 

EL FUTURO

 

Es cierto que es el principio de un gobierno, como también es cierto que ni estamos en la gloria, ni en la catástrofe. Las cosas no deben ser vistas en blanco y negro.

Todavía hoy, el presidente está muy a tiempo de aprovechar las oportunidades que se le irán presentando.

Atender de manera urgente las causas de la violencia que azota al país, como tantas veces lo ha repetido. Una Guardia Nacional de carácter “civil”, que fue presentada en el Campo Militar Marte, y está conformada por integrantes de las fuerzas armadas, solo será la continuación de la lucha iniciada por el expresidente Felipe Calderón que únicamente recrudece aún más la violencia.

30-06-2019-CEREMONIA-DE-INAUGURACION-DE-LA-GUARDIA-NACIONAL-CAMPO-MARTE-CIUDAD-DE-MEXICO-FOTO-05-1024x612-e1561922498998.jpg

Las luces ya están puestas sobre la corrupción: hay que ser contundentes. Encontrar responsables, castigarlos, penar estos actos, acabar con la impunidad.

De lo contrario, el país, de nueva cuenta, se le irá de las manos a un mandatario.

A un año, todavía quedan infinidad de oportunidades. Aprovéchelas, señor presidente.

Man771anera_AMLO-5_12-e1551721619646.jpg

 

PARA TOMAR EN CUENTA

 

A 7 meses de haber tomado el poder, poco o nada sabemos de la oposición. El PAN se mantiene como un contrapeso electoral de Morena, sobre todo luego de las últimas elecciones en donde retuvo algunos congresos locales.

Pero en cuanto a liderazgo, no se vislumbra a nadie para que pueda competirle a Morena en 2024.

El PRI está destruyéndose de manera interna por la dirigencia nacional; el PRD es inexistente (pronto, lo será literalmente).

Los demás partidos políticos, que son una minoría, continuarán en alianza para mantenerse vivos. Con quien les dé el pan, se quedarán.

042863abd871ed551a9b3b61182dcec7_XL.jpg

Es cierto, falta una eternidad para los próximos comicios; pero si no se comienza desde hoy, el próximo presidente de México, será el hoy secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard. Se los firmo.

 

@soy_camel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s