“Una novela criminal” desenmascara las deficiencias de la justicia en México

El 9 de diciembre de 2005 las cámaras de las dos televisoras más grandes de México, Televisa y TV Azteca, fueron los ojos de miles de mexicanos que atestiguaron un operativo “en vivo” de la extinta Agencia Federal de Investigación (AFI), en el que se adentraban a un domicilio con la misión de rescatar a varios secuestrados, así como para capturar a sus supuestos secuestradores: Israel Vallarta y Florence Cassez.

A simple vista parecía una reivindicación de la honorabilidad y el cumplimiento del deber de la AFI, que actuaba por el bien de la ciudadanía. Sin embargo, días, semanas, meses y años después, su honor y credibilidad, así como la de los medios y la de los altos mandos se fueron en picada.

El caso sucedió a finales del sexenio de Vicente Fox, el ex presidente que ilusionó con el cambio al ser el primer representante de la alternancia en nuestro país y que para muchos dejó bastante que desear al fracasar en la entrega de una democracia prometedora.

Posteriormente, ya con Felipe Calderón como jefe del poder Ejecutivo, el caso acaparó aún más los reflectores y la tensión aumentó, sobre todo entre dos naciones: México y Francia; y entre dos personajes: Calderón y el ex mandatario francés, Nicolás Sarkozy.

images.jpg

Este caso llamó la atención del escritor mexicano Jorge Volpi, quien decidió revisar el expediente. Este archivo debe tener unos 20 mil folios, según el autor, quien además llevó a cabo un sinfín de entrevistas con los protagonistas del caso y, obviamente, leyó todo el material periodístico que se creó sobre el tema.

Una vez que Volpi llevó a cabo toda la investigación durante tres años, se dio cuenta de la exorbitante cantidad de irregularidades que surgieron en el caso desde su inicio, cuando los supuestos secuestradores fueron aparentemente apresados frente a las cámaras de televisión.

Entonces el escritor decide contar a través de esta novela de no ficción su versión de los hechos, basándose exclusivamente en lo encontrado, escuchado y leído.

Esta novela llamada “Una novela criminal” ha obtenido el XXI Premio Alfaguara, otorgado por la editorial Penguin Random House y que consta de 175 mil dólares, así como una escultura de Martín Chirino.

images-1.jpg

Fernando Savater, quien fue presidente del jurado, leyó el acta de premiación resaltando que: “rompiendo con todas las convenciones del género, el autor coloca al lector y a la realidad frente a frente, sin intermediarios. En esta historia el narrador es tan solo el ojo que se pasea sobre los hechos y los ordena. Su mirada es la pregunta, aquí no hay respuestas, sólo la perplejidad de lo real”.

Esa realidad de la que habla Savater es una de las más grandes preocupaciones que tiene o debería tener el sistema de justicia en nuestro país.

Volpi descubrió entre las irregularidades que hubo incriminaciones, abusos de autoridad, tortura contra los presuntos culpables y uso de los medios para la creación de un montaje.

Además, trajo a la mesa lo tardado que puede ser para algunos internos el recibir una sentencia, como es el caso de Israel Vallarta, el presunto secuestrador de esta historia: desde ese 9 de diciembre hasta nuestros días, Israel se encuentra en prisión preventiva a la espera de una sentencia. Es decir, lleva 13 años –y contando– a la espera.

Mientras, por un lado, el nombre de Florence Cassez fue el objeto de los reflectores, el de Israel Vallarta se fue perdiendo en el abandono sin que se definiera su situación porque, al parecer, a nadie de las autoridades o de los medios de comunicación le importó.

Como el mismo Volpi lo ha señalado, él no está para definir si Florence e Israel son culpables o no, sino para demostrar con este caso cómo la justicia mexicana presenta deficiencias en todos sus niveles, replicando sus peores prácticas en infinidad de casos que diariamente suceden en el país.

 

 

TEXTO PUBLICADO ORIGINALMENTE EN MOV MAGAZINE.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s