México convulso

Hoy veo un México nervioso, expectante y esperanzado.

Nervioso porque no encontramos una figura que personifique lo que creemos necesitar, alguien que con autoridad moral, integre, cambie y rectifique el rumbo de un país que no aprovecha su potencial. Expectante de quién caerá primero, cómo lo hará, y de cómo el entorno global y nuestros socios comerciales más importantes también están tambaleando. Al final pero no menos importante, veo a un país con esperanza, eso siempre nos ha caracterizado, de alguna manera curiosa siempre vemos la luz al final del túnel, buscamos el lado positivo y encontramos refugio en las tantas cosas buenas que tenemos como pueblo.

Es inviable hablar del presente de mi país sin que tome tintes políticos, en época de campañas presidenciales mucho de lo que escuchamos en el día a día, directa o indirectamente se relaciona con la próxima elección.

Vienen tiempos complicados, de muchos cambios, pero realmente tengo confianza en que esta vez estamos más y mejor informados y que muchos de los que antes no tenían acceso a información ahora podrán emitir al menos un voto con conocimiento de causa.

Me parecen obscenas las historias de gobernantes que vacían las arcas del Estado para su beneficio personal, espero y quiero, que logremos discriminar entre un candidato capaz y un delincuente voraz.

¿Cómo veo a mi país en un futuro?

Quiero verlo consciente de todo lo que somos.

Es un lugar común, pero somos un país rico en muchos sentidos, y quiero que nos demostremos que podemos alcanzar un éxito sin precedentes. Hay sectores como el agroindustrial, turismo, automotriz, manufactura y otros en los que ya somos protagonistas y que mejorándolos pueden potenciarnos a un desarrollo nacional integral.

Realmente quiero que nuestro país sea un lugar seguro de nuevo, que podamos salir sin miedo, viajar y conocer sus increíbles paisajes, ciudades y fiestas. Sé que es factible y que es algo que eventualmente alcanzaremos de nuevo, no depende de nadie más que de nosotros, nuestras decisiones cotidianas pueden acercarnos más a ello.

Cada quien desde su trinchera y con sus herramientas, pero tengo la certeza que vamos a llegar a ese punto y resolviendo este tema muchos otros mejorarán por consecuencia.

No es utopía, así nos veo en un futuro porque sé que es viable y que nos merecemos vernos así.

 

Alfredo Antonio Reyes González
Lic. en Negocios Internacionales

Anuncios

Un pensamiento en “México convulso

  1. Pingback: ¿En dónde estamos y a dónde vamos? México 2018 | Jorobeando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s