Se los dije: nadie cree en el PRD

Y sí: hace un par de años escribí en este espacio que el Partido de la Revolución Democrática se estaba cayendo a pedazos.

El “sol azteca”, que en algún momento llegó a ser la segunda fuerza política del país y que incluso se le consideraba como la oposición más fuerte del gobierno, hoy no es ni la sombra de lo que llegó a ser hace años.

Y es que ayer, el senador Armando Ríos Piter renunció a su militancia luego de 10 años en el partido. Una de las razones por las que dejó al partido –y a los partidos- es porque “el instituto político dejó de ser una opción viable para los ciudadanos, porque al igual que el PRI, PAN y MORENA, se han convertido en mercaderes de la política”. (El Universal, 14-02-2017)

Este caso se suma al del senador Zoé Robledo, quien también renunció al partido a finales del mes pasado, para incorporarse al Movimiento de Regeneración Nacional.

Quizá sea muy pronto para hablar de la desaparición de este partido nacido hace casi 30 años; sin embargo, a este paso tan acelerado de desafiliación, no duden que pueda suceder.

Actualmente, el PRD tiene presencia en 4 estados de la república y en la capital mexicana. De estas 4 gubernaturas, una es en coalición con el PAN (Quintana Roo) y 3 están a un par de años de culminar (CDMX, Tabasco y Morelos en 2018).

Hablando exclusivamente de la Ciudad de México, en donde el PRD tenía un mayor poderío, las cosas tampoco pintan nada bien para ellos: antes de las elecciones de 2015, el PRD gobernaba en 14 delegaciones; tras los comicios, el partido únicamente retuvo 6 de estas delegaciones, cediendo terreno principalmente a MORENA, quien obtuvo 5 delegaciones, 3 para el PRI y 2 para el PAN.

Tras estos resultados, la elección del Jefe de Gobierno en 2018 pende de un hilo para el sol azteca.

Hace unos días, el ahora ex secretario de Turismo de la Ciudad de México, Miguel Torruco Marqués, fue “renunciado” por el Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, ya que Torruco tuvo acercamiento y “asesoramiento” con Andrés Manuel López Obrador, actual líder de MORENA.

Ante esta “renuncia obligada”, Torruco saltó a MORENA, debilitando así la imagen de Mancera tanto como Jefe de Gobierno, como futuro candidato a la presidencia en 2018.

Con estas cartas puestas sobre la mesa, es muy probable que el PRD pierda la CDMX en 2018, cediendo el poder a MORENA, quien tiene en sus filas como posible candidato al delegado en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal.

¿Y para la presidencia? Todo pinta peor. Entre los posibles candidatos “fuertes” del partido se encuentran los ya mencionados Miguel Ángel Mancera (CDMX) y Graco Ramírez (Morelos), quienes han dejado mucho qué desear en sus gobiernos actuales.

La que era la última vela de esperanza para el PRD, fue apagada hace unos días ante la confirmación de la NO alianza entre PRD y PAN para ir por la gubernatura del Estado de México. Quizá el último esfuerzo por quitar al PRI del poder por primera vez en el Estado de México fue tirado por la borda y ahora PAN y PRD deberán esforzarse al doble para tener al menos una oportunidad mínima.

¿Y qué está haciendo el PRD para recuperar a los electores que se le van como arena entre las manos? Pues dos casos excepcionales de políticos empáticos, son el de Dione Anguiano, delegada en Iztapalapa, quien les enseñó a los jóvenes cómo poner un condón con la boca. (Publimetro, 14 de febrero 2017); el segundo caso es el de Jorge Zepeda, precandidato a la gubernatura del Estado de México, quien invirtió dos millones y medio de pesos en cien mil relojes con el escudo del PRD para repartirlos casa por casa. (El Financiero, 14 de febrero 2017)

Es así como estos factores, al igual que la falta de liderazgo en el PRD -como alguna vez lo tuvieron Cárdenas, AMLO y hasta el mismo Ebrard- y los escándalos –las ligas de Bejarano e Ímaz y la noche de Iguala con Abarca y Aguirre- han destruido poco a poco al partido que alguna vez brilló como una verdadera y fuerte esperanza para terminar con los políticos y los partidos que tanto mal le hacían a México; el PRD terminó siendo exactamente como ellos.

Y ahora, entre saltos de un partido a otro, MORENA terminará siendo el nuevo Partido de la Revolución Democrática.

@DJacobo92

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s