Elecciones a la mexicana

Las próximas elecciones presidenciales en los Estados Unidos serán quizá las más mexicanas que ha habido en la historia del país norteamericano; y esto no se refiere precisamente a la mayoría mexicana (alrededor de 60% del total) dentro de la minoría (creciente) de latinos que radican en los Estados Unidos y que podrán votar en noviembre próximo. Más bien, me refiero a los perfiles de los candidatos de los Partidos Demócrata y Republicano, así como al debate de ayer y los que están próximos a llevarse a cabo.

Ambos candidatos superan el 50% de imagen desfavorable por parte de los electores. Donald Trump se lo ha ganado a pulso por su discurso racista y xenófobo, además de mostrarse intolerante y machista. Por otra parte, Hillary Clinton ha ido en declive ya que los votantes la señalan como una persona “poco fiable”.

David Brooks señala en The New York Times lo siguiente: La impopularidad de Clinton recuerda a la impopularidad de una adicta al trabajo. La adicción al trabajo es una forma de distanciamiento emocional. Esos adictos están tan inmersos en sus actividades profesionales que los sentimientos no afectan sus decisiones más fundamentales. El papel profesional domina la personalidad e invade la intimidad normal del alma. Como lo expresó alguna vez Martyn Lloyd-Jones, cementerios enteros podrían llenarse con el triste epitafio: “Nació siendo un ser humano, murió siendo doctor”.

Y es que ese tema de la impopularidad ha venido colgado en las espaldas de los candidatos (e incluso es una espina en el presidente Peña Nieto) desde hace algunas elecciones.

En esta encuesta de Parametría respecto a la opinión sobre los probables candidatos presidenciales para la elección en México del próximo 2018, ninguno de los personajes alcanza un 50% en opinión efectiva.

123.png

Además, el actual presidente de México, Enrique Peña Nieto, tiene que lidiar con una aprobación de únicamente el 23% de la ciudadanía. De acuerdo con Expansión, el presidente es el peor evaluado desde el sexenio de Ernesto Zedillo (1994-2000).

Por otra parte, retomando el debate que se llevó a cabo ayer por la noche, hubo similitudes con el que sucedió en 2012 entre los entonces cuatro candidatos presidenciales en México.

Ayer el debate comenzó con los dos candidatos poniendo sus ideas sobre la mesa, hasta que poco a poco Clinton fue provocando a Trump, quien como ya sabemos, es intolerante a la frustración y mostró su descontento alzando la voz, interrumpiendo no sólo a Hillary sino que también a Lester Holt, quien se encargaba de moderar el debate.

Recordando aquél debate de 2012, los candidatos comenzaron de igual manera con sus propuestas, hasta que Peña Nieto, Vázquez Mota y López Obrador comenzaron a tirarse cubetazos todos contra todos, mientas el pobre Quadri intentaba alzar la mano para recordarnos que también estaba presente en el lugar.

Aunque duela decirlo, aquél debate de hace cuatro años fue más un show mediático que una ida y venida de ideas o propuestas que pudieran enriquecerlos a ellos y a nosotros.

Un show mediático como el que Trump ha manejado desde que anunció que se postularía como candidato republicano.

Ayer, Hillary sacó a relucir sus incontables años de experiencia en la política norteamericana y se mostró ecuánime, contestándole categóricamente a Trump; mientras que él, a pesar de comenzar bien el debate, más adelante se mostró colérico, irrespetuoso e improvisado, demostrando su nula experiencia y poca tolerancia a la frustración.

Aún faltan un par de debates entre Clinton y Trump que seguramente serán todavía más tensos que el de ayer, en el que a mi manera de verlo, Clinton se lo llevó por la compostura y contraataques que acabaron sacando de sus casillas a Donald Trump.

Pero, ¿será que los estadounidenses se alegran por la “victoria” de Hillary Clinton o es la resignación (como a nosotros los mexicanos) de que es lo “mejor” de lo peor?

 

@DJacobo92

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s