Plagio amarillo

El domingo pasado, el equipo del portal Aristegui Noticias anunció con bombo y platillo un reportaje del lado obscuro del presidente Enrique Peña Nieto. Más tarde, en punto de las 10 de la noche, fue publicado el reportaje en el que se acusa a Peña de haber cometido plagio en su tesis: “El presidencialismo mexicano y Álvaro Obregón” para obtener la licenciatura en Derecho.

Tras la publicación del reportaje, como es costumbre de los mexicanos, el mundo de las ideas y opiniones se dividió: un bando “indignado” por el hecho de que el actual presidente de México haya obtenido su título de mala manera y el otro bando, que también está indignado por la manera en la que el equipo de Carmen Aristegui anunció y publicó el reportaje, argumentando que tanto ella como su equipo lucieron como verdaderos periodistas amarillistas.

Lo que realmente mueve dentro de mi cabeza son tantas cosas, que será mejor enlistarlas y revisarlas una a una:

  • El plagio

    Como tal y en cualquier nivel, el plagio es una acción fuertemente penada dentro del mundo académico, además de que genera un escándalo no sólo a nivel nacional, sino mundial.Hemos visto distintos casos escandalosos referentes al plagio por todo el mundo; de hecho, la mayoría de estos casos han tenido consecuencias.

    Por ejemplo en 2013 la ex Ministra de Educación en Alemania, Anette Schavan, tuvo que separarse de su cargo luego de que se le retiró su título de doctorado precisamente por utilizar textos sin citar dentro de su tesis. (http://www.clarin.com/mundo/renuncia-ministra-Educacion-plagio-Merkel_0_863313883.html)

  • El anuncio

    En el mundo del periodismo, el término amarillista hace referencia a los periodistas que buscan crear sensacionalismo e incluso morbo respecto a alguna noticia o reportaje. En este caso, es difícil discernir si el equipo periodístico de Aristegui Noticias actuó de manera amarillista por lo siguiente:

    Carmen apareció en un video que fue publicado alrededor del mediodía en el que hizo el anuncio respecto al reportaje que publicarían a las 10 de la noche de ese mismo día (domingo).

    Esto podría ser visto en el mundo de las noticias como un “avance informativo” de lo que vendría. En la televisión vemos lo mismo y sobre todo si se trata de algún reportaje de relevancia nacional. Si no, ¿de qué otra manera das a conocer que vas a publicar algo que quieres que la gente lo vea?

    Además, el video atrajo las miradas debido al pique existente entre la periodista y el presidente por el caso ocurrido en marzo del año pasado, tras el reportaje de La Casa Blanca de Peña Nieto.

 

  • La decepción

    Tras la publicación del reportaje sobre el plagio, las reacciones en todos lados comenzaron a hervir. Sin embargo, lo sobresaliente aquí fue que muchos calificaron de decepcionante o irrelevante el reportaje, pues esperaban algo de “mayor trascendencia”.

    Es decir, ¿estamos tan acostumbrados a la trampa, el engaño, la corrupción, etc. como para tachar de irrelevante el hecho de que el presidente haya obtenido su título por medio del plagio? ¿Es acaso uno más del montón de mexicanos que son participes de la tranza del día a día? Me parece que deberíamos ponernos más exigentes.

    La Universidad Panamericana lanzó un comunicado en el que anuncia que la Facultad de Derecho de la institución está “a cargo de revisar lo concerniente a este tema”.

    Por otra parte, en una entrevista con Carlos Loret de Mola, el secretario de Educación Pública –Aurelio Nuño- calificó al hecho como algo “que no corresponde a la realidad ni realmente con algo trascendente o importante”, además de que “hay cosas mucho más importantes”. (http://aristeguinoticias.com/2208/mexico/ni-trascendente-ni-importante-plagio-en-tesis-de-pena-nieto-sep/) Quizá para el secretario sea relevante evaluar a los maestros para que puedan ser capaces de revisar a diestra y siniestra una tesis. Ojalá, ¿no?

  • La trascendencia

    ¿Cuál o cuáles podrían ser las consecuencias para el presidente Peña Nieto en caso de que la Universidad Panamericana tome cartas en el asunto, el plagio sea comprobado y se tenga que retirar el título al mandatario?¿Realmente se le retirará el título en caso de que se compruebe y valide el plagio?

    Y en caso de que esto suceda, ¿el presidente tendrá que dejar el cargo? ¿O todo quedará como un “volví a cometer un error” como con la Casa Blanca y con el departamento en Miami?

    Ya hubo declaraciones que sonaron como patadas de ahogado; el vocero de la presidencia señaló que se trató de un “error de estilo”, mientras que el asesor de tesis del presidente mencionó que “se perdieron las comillas en la impresión”; entonces el presidente tiene una terrible suerte de que en todas las citas que colocó de los libros que sí leyó, se le hayan perdido las comillas.

 

@DJacobo92

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s