Tres contra la 3 de 3

El revoltijo político en el que vivimos es cada vez más confuso y difícil de entender a menos que deduzcamos que los políticos en todos los niveles han velado, velan y velarán toda la vida por sus intereses. ¿El pueblo? ¿Cuál pueblo?

Hace unos días, el Partido Revolucionario Institucional y el Partido Verde Ecologista de México presentaron un anteproyecto a la iniciativa ciudadana: Ley 3 de 3. Es decir, presentaron cómo pretenden que funcione.

La Ley 3 de 3 es una iniciativa ciudadana que establece la obligación de todos los funcionarios públicos para hacer públicas tres declaraciones: la patrimonial, la de intereses y la fiscal. Esta iniciativa es un esfuerzo en conjunto por parte de la población para barrer el nido de ratas de arriba abajo en cuanto se dé con un caso de corrupción y/o ingresos ilícitos. La propuesta también busca indagar las redes familiares y de amistades de los funcionarios públicos para acabar de igual manera con el primo, cuñado o amigo beneficiado.

Sin embargo, como lo mencioné, el PRI y el PVEM pusieron el freno de mano con su anteproyecto que quiere “a modo” esta iniciativa.

Encabezados por Raúl Cervantes del PRI y Pablo Escudero del PVEM, los partidos propusieron que dichas declaraciones “obligatorias” en la Ley 3 de 3, sean realizadas “por el servidor público que así lo determine”.

609478_senador-aspirante-scjn-raul-cervantes-andrade

Raúl Cervantes (PRI)

1351618-N.JPG

Pablo Escudero (PVEM)

 

¿Entonces quién va a realizar su declaración por voluntad propia? Absolutamente nadie.

Es un alto grado de cinismo el pretender “darle entrada” a la iniciativa cuando en realidad, los intereses del pueblo son desplazados por los intereses de los “representantes del pueblo”.

La bancada PAN-PRD (que ya no se sabe si es amor u odio lo que predican) hicieron suya la iniciativa y mencionaron que: impulsarán el nuevo documento de trabajo en las comisiones dictaminadoras y explicaron que entre las modificaciones realizadas se encuentra la apertura del secreto bursátil y financiero para investigar actos de corrupción.

Así como un marco de responsabilidad para castigar a los legisladores que fomenten los moches y que sea obligatorio hacer públicas las declaraciones fiscales de los servidores públicos, para que los ciudadanos puedan dar seguimiento a los recursos que perciben los funcionarios cada año, de lo contrario no se sabrá si crecieron sus bienes y fortunas de manera lícita. (La Jornada, 19/04/16)

Entre este vaivén de oposición y aprobación, existen políticos que de plano no simpatizan con la ley, como Andrés Manuel López Obrador.

Picture1.png

El político tabasqueño argumentó que la Ley 3 de 3 era pura simulación y demagogia, además de que primero deberían investigar al Presidente Enrique Peña Nieto y a los ex mandatarios Felipe Calderón y Vicente Fox.

López Obrador ha mencionado incansablemente que MORENA es el cambio verdadero, pero este tipo de desprecio a las iniciativas ciudadanas, nos habla de que el político forma parte del mismo revoltijo. Primero él y después el pueblo, porque lo que no dicta él, no funciona.

Bien dicen que el que nada debe, nada teme; pero al parecer, todos nuestros políticos deben…

¡Y vaya que temen!

 

@DJacobo92

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s