México de película

La primera semana y media del año 2016 ha dejado un sin fin de temas de los cuáles obligatoriamente se tiene qué hablar. Cuando no es la caída del precio del petróleo, es el aumento del precio por dólar; cuando no es el dólar, es la recaptura de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Después de que la Marina realizara una operación militar en Los Mochis, en el estado de Sinaloa, se logró aprehender por tercera ocasión al Guzmán Loera y así lo dio a conocer le presidente Enrique Peña Nieto.

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 0.17.26.png

Está noticia cayó como anillo al dedo justo cuando la credibilidad y popularidad del gobierno se hundían y el país se asfixiaba –como lo mencioné– con la caída del precio por barril de petróleo ($22.11 dólares por barril, lo que significó el precio más bajo en los últimos 12 años).

Otro jalón que sofocaba –todavía– al país, fue que el dólar rebasó la barrera de los $18 pesos por unidad.

Además de este par de hechos, el 4 de enero, el Comité Editorial del New York Times lanzó un texto titulado Las respuestas que Peña Nieto no le da a México, en donde criticaron el pobre accionar de Peña Nieto en cuanto a los Derechos Humanos en nuestro país, así como el caso de la “Casa Blanca”.

Finalmente, como cereza en el pastel, está el nuevo avión presidencial. Un Boeing 78-8 Dreamliner que –de acuerdo a Milenio– costó 125 millones 45 mil 800 dólares; esto sucede entrando al año en el que según el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, sería de total y plena austeridad.

Ante estos continuos tropezones sufridos –voluntaria e involuntariamente– por el Gobierno Federal, el bache se tapa con la noticia de la rerecaptura del “Chapo” Guzmán.

Captura de pantalla 2016-01-09 a las 23.56.02.png

Captura de pantalla 2016-01-09 a las 23.56.11.png

No había pasado ni un día del anuncio de su captura, cuando surgió nueva información respecto a Guzmán Loera:

New York Times anunció que los actores Sean Penn y Kate del Castillo tuvieron una serie de encuentros con el Chapo Guzmán para entrevistarlo con el principal motivo de realizar la película del narcotraficante.

10ROLLINGSTONE-master675.jpg

La procuradora Arely Gómez dijo que un dato que ayudó a ubicarlo fue precisamente un antiguo plan de Guzmán Loera para filmar una película sobre su vida; agregó que estableció comunicación con actrices y productores, lo cual abría una nueva línea de investigación.

Algo que verdaderamente crea conflicto sobre esta situación es el que la industria cinematográfica haya podido dar con él mucho antes que las fuerzas armadas del gobierno, aún cuando tenían la certeza de que el capo no había abandonado el país y que se encontraba en el denominado Triángulo Dorado.

Este suceso quizá ponga en duda –otra vez– la deficiente credibilidad que el gobierno ha tratado de reconstruir. ¿Cómo es posible que dos actores –porque ni siquiera periodistas– hayan tenido la exclusiva mientras el gobierno lo buscaba por cielo, mar y tierra?

Sin duda otro comienzo complicado en el cuarto año del complicado gobierno de Enrique Peña Nieto, en donde todo lo que sube, no está bajando; y todo lo que baja, mucho menos subirá.

Por lo menos el proceso de extradición del “Chapo” Guzmán a Estados Unidos ha comenzado; no vaya a ser que se nos vuelva a escapar por otro túnel que lo lleve a espantar al Dragón Rojo.

@DJacobo92

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s