The Hunger Project México

Yo soy una persona que siempre ha dudado de los grupos misioneros, pues son muchos los que me han dado la razón respecto a su quehacer. Van a comunidades que carecen de muchas cosas, llevan despensas y despensas sin siquiera entender la situación de esas comunidades ni tener conocimiento real de cuáles son sus carencias.

Toda esta idea en mi mente dio un giro completamente cuando en un seminario para realizar mi servicio social, escuché acerca de The Hunger Project México.

Lo que hizo clic inmediatamente en mi cabeza fue cuando en la plática, nos dijeron: “nosotros no nos encargamos de dar ayuda material a las comunidades en las distintas regiones del país con las que trabajamos; nosotros nos encargamos de empoderar a mujeres y hombres para que se vuelvan autosuficientes y así podamos erradicar poco a poco el hambre y la pobreza en nuestro país”.

Esta frase de “erradicar poco a poco la pobreza en nuestro país” es la utopía cotidiana no sólo en México, sino en el mundo; por lo tanto, cuando lo escuché no lo acepté en el instante. Simplemente porque es un discurso que había escuchado en muchos otros lados y de otras tantas personas, en especial de políticos.

Mi curiosidad fue tanta que solicité realizar mi servicio social; fui a una entrevista y con gusto me aceptaron. Sonará muy extraño, pero en menos de dos semanas asistiendo yo ya me sentía como en casa.

La parte que me tocaba a mí, era ordenar el material audiovisual, así como editarlo. Debo aceptar que en un principio, yo llegué con la mentalidad de hacer el trabajo únicamente para cumplir con mis horas de servicio social.

Conforme el tiempo avanzaba mientras cumplía mi periodo como voluntario, sucedía algo completamente extraño. Creé un vínculo con las personas que aparecían en los videos que editaba, porque para esta tarea, tenía que escuchar los testimonios.

Quedaba sorprendido de ver tantas sonrisas en los rostros de hombres, mujeres y niños; de esas sonrisas completamente naturales, sin alguien que esté detrás pidiéndoles que las finjan o diciéndoles que recibirán algo a cambio por hacerla.

Finalmente, debo decir que aprendí muchas cosas mientras estuve como voluntario en The Hunger Project México, pero la más importante, es la siguiente: son las pequeñas acciones de todos, las que realmente harán que el mundo cambie y la pobreza junto con el hambre se terminen.

Al principio no lo entendí, porque yo sólo era el voluntario que editaba los videos. Después, me explicaron que los videos eran para que la gente conociera THP México, para que se enteraran de qué hace la organización a través de los testimonios de los socios que han sido beneficiados y para invitarlos a formar parte de este gran lugar.

Hoy estoy muy agradecido con The Hunger Project por cambiarme la mentalidad y creer que acabar con la pobreza y el hambre es posible; si los de arriba no hacen nada por ello, los de abajo lo lograremos, juntos, cada quien cumpliendo sus respectivas tareas.

Los invito a que conozcan la organización y juzguen ustedes mismos, así como lo estoy haciendo yo.

12019975_10153604458505011_3753923027431059114_n

Facebook: https://www.facebook.com/THPMexico/timeline

Twitter: https://twitter.com/THPMexico

Youtube: https://www.youtube.com/user/THPMexico

Instagram: https://instagram.com/THPMexico/

@DJacobo92

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s