Del alba al populismo: el tormento de Peña Nieto

Hace poco más de un año y medio, la revista Time publicó un número en el que el presidente Enrique Peña Nieto era la portada de la edición. El artículo principal de la revista hablaba del primer año de Peña Nieto como presidente de México y su ambicioso paquete de reformas sociales, políticas y económicas, que prometían impulsar al país para alcanzar un mejor y próspero desarrollo en los años venideros de su mandato.

Edición febrero 2014.

Edición febrero 2014.

En ese mismo mes del mismo año, es capturado Joaquín “El Chapo” Guzmán, el narcotraficante más buscado en el mundo que había escapado de la cárcel 13 años atrás. Con esto, Peña Nieto reforzaba su imagen a nivel mundial y fortalecía el rumbo de su gobierno.

Todo iba viento en popa, pues el presidente recibía elogios alrededor del mundo, destacando las acciones de su primer año y medio de gobierno. El rumbo ascendente parecía inmejorable, hasta aquél 26 de septiembre en donde 43 normalistas de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa desaparecieron; en dicho evento, se vieron involucrados tanto gobierno municipal, como el estatal y el ejército. Hubo tanta presión hacia esos sectores, hasta que José Luis Abarca (entonces presidente municipal de Iguala) y su esposa fueron detenidos y el gobernador del estado de Guerrero en aquél momento, Ángel Aguirre, renunció.

Sin embargo, las distintas versiones que no concordaban, las múltiples verdades y una incapacidad del Procurador General de la República en ese momento, Jesús Murillo Karam, orillaron a la sociedad a presionar al Ejecutivo a actuar, puesto que parecía que la verdad estaba siendo escondida bajo la complicidad de los 3 niveles de gobierno y el narcotráfico.

De igual manera, a unos días de lo sucedido en Iguala, Guerrero, surgió una serie de protestas por parte de los estudiantes del Instituto Politécnico Nacional, alegando que no se había tomado en cuenta al sector estudiantil para los cambios de reglamento interno de la institución, así como los nuevos planes de estudio.

Fue el secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien dio la cara y salió a hablar con los estudiantes, revisar su pliego petitorio y actuar en favor del joven sector estudiantil para que se cumplieran sus demandas. No había rastro del presidente y mucho menos un acercamiento con los jóvenes.

Un par de meses después, el equipo de Carmen Aristegui (Rafael Cabrera, Daniel Lizárraga, Irving Huerta y Sebastián Barragán), realizó una investigación que posteriormente fue publicada, en la cual revelaban que una casa valuada en 7 millones de dólares, ubicada en las Lomas de Chapultepec, pertenecía al presidente. Dicha casa fue construida por Grupo Higa, una empresa que ganó la licitación del tren México-Querétaro y que antes de eso, realizó obras en el Estado de México mientras Peña Nieto era gobernador. Todo apuntaba a un claro conflicto de interés. 

Pero en plena crisis e incertidumbre, el presidente Peña Nieto no suspendió ni pospuso un viaje a China con motivo del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), conectando después a Australia para participar en la cumbre del Grupo de los 20 (G-20).

Unos días después, ante la tremenda presión tanto de la sociedad como de los medios de comunicación, la primera dama, Angélica Rivera de Peña, tuvo que dar una respuesta a las acusaciones en la que aclaraba cómo y cuándo compró la casa de Las Lomas; al parecer, Televisa la liquidó con un contrato millonario que le alcanzó para adquirir la propiedad.

Ya en 2015, el presidente vuelve a ser cuestionado por los constantes viajes de Estado en los que va acompañado por un gran número de personas, elevando los gastos de cada visita.

En junio del presente, estalla el descontento y las protestas por parte de la Coordinadora Nacional de Trabajadores para la Educación, pues no aceptan la reforma educativa de Peña Nieto.

Un mes después, la noche del sábado 11 de julio, Joaquín Guzmán Loera, escapa de la cárcel de máxima seguridad del Altiplano en el Estado de México. Otro golpe durísimo al ya fragmentado gobierno de Peña Nieto.

Es así como llega Enrique Peña Nieto al tercer informe de gobierno, justo a la mitad del camino en su cargo como presidente, para dar un informe y otras 10 acciones que esperando que esta vez funcionen, se llevarán a cabo cuanto antes.

Sin embargo, lo que llamó más la atención de medios y distintos sectores de la sociedad, fue la siguiente parte de su discurso:

Para cerrar el pseudo informe de gobierno, Peña Nieto comenzó a hablar sobre el populismo y el mal camino que tomaría el país en caso de seguirlo. Que la intolerancia, demagogia y populismo no deben ser la salida rápida para la crisis que se vive actualmente tanto en México como en el mundo.

Cabe resaltar que en este último par de meses, el dólar se disparó superando los 17 pesos por unidad, trayendo mayor incertidumbre y cuestionamientos al gobierno del mexiquense.

Entonces, ¿Peña Nieto está preocupado a la mitad de su mandato que en 2018 la oposición tome el control de la presidencia? ¿A quién iban dirigidos esos señalamientos? ¿A un dividido Partido de la Revolución Democrática o a un cada vez más fortalecido Movimiento de Regeneración Nacional?

Son ya los distintos medios que mencionan el nombre de Andrés Manuel López Obrador, como principal protagonista para las elecciones presidenciales del 2018. Incluso se habla de un grupo que impulsará las candidaturas independientes para postular a un personaje que sea capaz de restarle popularidad a López Obrador y evitar que llegue a la silla presidencial en tres años.

Igual pudo haber sido cuestión de un momento para asegurar que el camino que lleva recorrido el gobierno de Peña Nieto sigue siendo mejor que cualquier resquebrajamiento de izquierda; pero EPN volvió a tocar el tema en su reciente visita a la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, alertando de los nuevos populismos. 

¿De verdad no existe un plan para los próximos 3 años de Peña Nieto en la presidencia como para comenzar a hablar de los peligros del hombre más populista de nuestro país desde el 2006? ¿Tan perdido está el rumbo de Peña Nieto que las acciones a tomar son campañas negras? ¿Sigue teniendo tanta presencia López Obrador como para seguir siendo el principal personaje de oposición? Recordemos que desde los hechos de Ayotzinapa, el PRD se ha ido desmoronando; incluso en la capital, donde MORENA se colocó como la principal fuerza política, haciendo a un lado al partido del sol azteca.

Veremos cuál es el desempeño de Peña Nieto en los siguientes largos 3 años de mandato y qué es lo que sucede con la imagen de López Obrador tanto en los medios como en los discursos políticos.

@DJacobo92

Anuncios

3 pensamientos en “Del alba al populismo: el tormento de Peña Nieto

  1. EL TIEMPO LO DICE TODO EL PELIGRO PARA MEXICO ES ESTA BOLA DE DELINCUENTES QUE GOBIERNAN, TODOS LOS GOBERNADORES , PRESIDENTES MIUNICIPALES , EL EL GOBIERNO FEDERAL , SENADORES Y DIPUTADOS QUE ACTUAN COMO ALCAHUETES DEL SISTEMA. SE DEBEN LARGAR TODOS. EL PAIS ESTA EN RUINAS, QUE SE SAQUEN MALDITOS RATEROS.

  2. La Mejor arma es la EDUCACIÓN. Si el país entero se dedica a luchar contra la ignorancia en un futuro podemos elegir a futuros presidentes inteligentemente. Saber es poder y los Mexicanos necesitamos poder para rescatar a nuestro Mexico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s