Trump-itis

Donald Trump es intolerante, racista y prepotente. Sé que varios de ustedes comparten esa opinión y también sé que no surge de la nada; Trump nos ha creado esa opinión sobre él.

Primero que nada y para los que hayan vivido en cuevas durante estas últimas semanas: Donald John Trump es un empresario estadounidense que se dedica al negocio de las bienes raíces. El multimillonario ha estado a punto de la bancarrota; sin embargo logró recuperarse y ahora posee una fortuna estimada de 4.000 millones de dólares.

Trump ha sido noticia en estas últimas semanas por distintas razones: primero, por su anuncio como precandidato por el Partido Republicano para las elecciones presidenciales de 2016 en EE.UU.; y segundo, por los comentarios que dijo sobre los mexicanos indocumentados que viven en el país norteamericano.

Estas declaraciones desataron la furia no sólo de los mexicanos indocumentados que viven en Estados Unidos, sino que también de los mexicanos residentes en la república, así como de los latinos en todas partes del mundo.

Decenas de empresas decidieron romper relaciones laborales con Trump puesto que el empresario no estaba ni tantito arrepentido de sus comentarios.

Para resaltar, les voy a compartir algunas estadísticas del poder latino que existe en los Estados Unidos:

  • 53 millones. La población hispana de los Estados Unidos al 1 de julio 2012. Es la mayor minoría étnica o racial del país. Los hispanos constituyen el 17 por ciento de la población total de la nación.
  • 65%. El 65% de personas de origen hispano en los Estados Unidos que eran de origen mexicano en el 2011. Otro 9.4 por ciento era de origen puertorriqueño, 3.8 por ciento de origen salvadoreño, 3.6 por ciento de origen cubano, y 3.0 por ciento de origen dominicano y 2.3 por ciento de origenguatemalteco. El resto de las personas eran de origen centroamericano, suramericano o de otro origen hispano/latino.
  • Más del 50%. El 50 por ciento de toda la población hispana vivía en California, Florida y Texas al 1 de julio de 2012.
  • 37.6 millones. El número de residentes de los Estados Unidos, de 5 años de edad o más que hablaban español en sus casas en el 2011. Este es un aumento de 117 por ciento desde 1990, cuando fue de 17.3 millones. Los que hablan español en casa constituyen el 12.9 por ciento de los residentes de los EE.UU. de 5 años de edad o más. Más de la mitad de estos hispanohablantes hablaba inglés “muy bien.”
  • 63.2%. El 63,2 por ciento de hispanos de 25 años de edad o más habían terminado al menos la escuela secundaria (high school) en el 2011.
  • 2.3 millones. El número de negocios en el 2007 que eran propiedad de Hispanos, un aumento del 43.6 por ciento reportado en el 2002.

(Telemundo, 2014)

Conforme los días avanzaron, siguieron surgiendo comentarios de todo tipo de la boca de Donald Trump; criticó a Hillary Clinton, catalogándola como la peor secretaria de Estado que han tenido el país.

Ante estas palabras y los constantes ataques xenófobos hacia los inmigrantes viviendo en Estados Unidos, Clinton respondió a Trump pidiéndole un alto.

La última polémica de Donald Trump surgió hace unos días, cuando expulsó al periodista latino más popular en los Estados Unidos, Jorge Ramos, de una conferencia de prensa. En el video, se ve a un Ramos insistente en preguntar acerca de las acciones migratorias que planea Trump en caso de llegar a la Casa Blanca. El empresario le pide a Ramos que se siente; sin embargo, lo hace con un tono prepotente, como si estuviese pidiéndole a un perro que se sentara. Cabe resaltar que no era una entrevista y que había más reporteros esperando una oportunidad para realizar sus preguntas; aun cuando Ramos volvió a la conferencia, volvió a tomar demasiado tiempo encarando a Trump.

A partir de esto, es cuando realmente debemos reflexionar la trascendencia que pueden tener las acciones y palabras de Trump. Jorge Ramos correctamente analiza el punto diciendo: “si esto lo quiere hacer conmigo, que soy un ciudadano norteamericano, periodista, ¿qué podría ocurrir con otros inmigrantes aquí en los Estados Unidos que no han tenido la suerte que yo he tenido?”

Las últimas noticias con fecha del 17 de agosto de este año, informan lo siguiente: Dos semanas después del primer debate republicano Donald Trump se mantiene firme en las preferencias de los electores republicanos, mientras Hillary Clinton pierde terreno aunque mantiene la delantera entre demócratas.

De acuerdo con un nuevo sondeo de la televisora FOX News mostró a dos de los tres candidatos “novatos” en la política dominando la temprana contienda republicana con Trump a la cabeza con 25 por ciento de las preferencias, seguido del neurocirujano Ben Carson con 12 por ciento. (El Economista. 17/08/15)

Además, ciertos sectores comienzan a adoptar los ideales de Trump; un ejemplo fue cuando en la misma expulsión de Ramos de la conferencia, una persona le dice: lárgate de mi país.

El 20 de agosto, CNN informó que dos sujetos norteamericanos llamados Scott y Steve Leader, atacaron a un hombre con un tubo de metal y luego lo orinaron. El hermano mayor, Scott, mencionó a la policía que atacaron al hombre por ser un vagabundo, hispano e inmigrante ilegal; además ambos declararon que Donald Trump está en lo correcto y que todos estos ilegales deben ser deportados.

Trump respondió al ataque diciendo que “toda la gente que lo sigue son muy pasionales; que ellos aman este país y quieren que este país sea grande de nuevo”.

ggsgs.jpg_154864849

Otra persona que también ha lanzado fuertes críticas en contra de México y los inmigrantes que residen en Estados Unidos, es Ann Coulter, quien ahora es fiel seguidora del precandidato Donald Trump.

Hace un par de días, en un evento en apoyo a Trump, precisamente en Iowa, donde ocurrió lo de Ramos, Coulter dio un discurso alabando las ideas del empresario y resaltó que le encanta la idea del gran muro fronterizo y que hasta podría convertirse en un gran atractivo turístico.

Es preciso reflexionar y hacernos a la idea de que esto puede ir creciendo; a pesar de las críticas por parte de las figuras públicas latinas e incluso de la propia Casa Blanca, la realidad es que Donald J. Trump está a la cabeza de las preferencias para representar al Partido Republicano en la contienda electoral del próximo año. Con todas estas ideas en contra de los inmigrantes y de los naturalizados, ¿qué es lo que va a suceder con más de 11 millones de hispanos en Estados Unidos si Trump se convierte en presidente? ¿Hasta dónde llegará esto?

Estados Unidos es un país creado, desarrollado y amado por inmigrantes. Son incoherentes las aseveraciones del empresario; sin embargo, como lo mencioné antes, la idea xenófoba y chovinista está creciendo poco a poco, y eso puede ser muy peligroso.

Finalmente, dejó una parte del mensaje que Barack Obama dio hace unos meses sobre la reforma migratoria en Estados Unidos.

@DJacobo92

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s