Agarrando al toro por los cuernos

El estado de Coahuila se ha convertido en la tercera entidad de la república en promulgar una ley que prohibe las corridas de toros; la denominada fiesta brava. Esta noticia, aunque parezca extraño, genera reacciones de todo tipo, pues hubo gente que hasta lloró porque el estado prohibió las corridas.

651774-860x450

No es novedad la discusión entre taurinos y antitaurinos; es tan antaño como el tema del aborto, la eutanasia o los vegetarianos y no vegetarianos.

Sin embargo, ahora quise preguntar a personas cercanas, entre amigos y conocidos, su opinión acerca de este tema; la gran mayoría son personas de 20 a 30 años, quienes están a favor de las corridas de toros, quienes son indiferentes y quienes son férreos defensores de los derechos animales.

Primero comencemos con aquellas personas que dicen ser indiferentes a esta eterna discusión:

Adiós-a-la-fiesta-brava-en-Barcelona-600x300

Fueron tres mujeres quienes se proclamaron con esta característica respecto a la fiesta brava; las tres coincidieron en que son indiferentes porque es algo que no frecuentan y que tienen muy poco conocimiento del tema. No dejan de lado las palabras salvajismo, violencia, maltrato y sangre, aunque también surgió la palabra arte.

Es decir, saben que es un tema difícil, que el maltrato animal está ahí; pero no deciden tomar postura o decidir si les gusta o no algo de lo que no saben.

Algo en lo que coincidieron fue que resulta incoherente el hecho de que algunos antitaurinos festejen los accidentes (a veces fatales) que le ocurren a cualquier torero, ya que según ellas, se pierde una vida de cualquier manera.

Por otra parte, fue una gran mayoría la que se pronunció en contra de las corridas de toros.

antitaurino

Los comentarios y opiniones fueron muy interesantes; las palabras cruel, inhumano y lastimar, son las principales ideas que surgen a partir del cuestionamiento sobre el por qué no gustan de las corridas.

La mayoría de los entrevistados no ha asistido nunca a una corrida y declaran con gran negatividad la posibilidad de ser espectador en un futuro; aquellos que si asistieron, salieron con un gran impacto y con asco de lo que sus ojos fueron testigos.

Todos coincidieron en que la fiesta brava es una barbarie y salvajada en la que únicamente se ataca a un ser que no está en igualdad de condiciones; las corridas de toros representan maltrato animal.

NO a los toros porque es retrógrada, salvaje, estatus social, porque no necesitamos más violencia en el país, porque es un acto cruel y sanguinario.

En la parte que a título personal considero lamentable, es que existe gente que sí se alegra por los accidentes o fallecimientos de los toreros.

Definitivamente ni arte, ni cultura, ni espectáculo son palabras que caracterizan a la fiesta brava, de acuerdo a la opinión de estas personas.

WallpaperDefiendelos_blanco

El siguiente grupo de personas a quienes les hice una serie de preguntas, fue a aquellos que están a favor de las corridas de toros. Quienes les gusta y disfrutan con emoción la fiesta brava.

ole

Son distintos los motivos e historias por las que tanto hombres como mujeres, aman y disfrutan ir a la Plaza México a pasar una tarde de domingo en los toros.

Las historias taurinas vienen desde dos generaciones arriba, en otros casos directamente de los padres. Todos cuentan que desde pequeños asistían a las plazas para mirar el espectáculo. 

Todos coincidieron en que la fiesta brava no es maltrato animal, ya que los toros que son utilizados para estos eventos, son criados para los mismos. El famoso Toro de lidia, según se argumenta, es un toro criado para las distintas festividades taurinas.

Toro de lidia.

Toro de lidia.

Además de esto, los que están a favor de la fiesta brava comentaron que el ambiente que envuelve una tarde en la plaza es magnífico, pues entre la música, la pintura y la poesía, se genera un sentido cultural en el momento.

Finalmente, concluyen con que respetan completamente la decisión de aquellos que se dicen antitaurinos, sin embargo, piden que se respete su decisión y gusto y que no sean llamados asesinos, inconscientes ni locos.

Uno de los entrevistados comentó: “La diferencia entre un taurino y un antitaurino, es que al taurino no le importa si eres antitaurino”.

Y eso es completamente cierto; ante este experimento, aquellos que se declararon en contra de las corridas de toros comentar cosas como enfermo inhumano, idiota, que es desalmado, abusivo e idiota; una de esas muestras de poca evolución cognitiva y falta de respeto por la vida.

Bullfighter Eduardo Davila Miural performs a pass in Pamplona's bullring during the San Fermin festival late July 12, 2004. Every morning at 8 a.m. (0600 GMT), from July 7 to 14 each year, six bulls are released onto an 825-metre (900 yard) course leading through Pamplona's winding streets to the bullring, where they will be killed in an afternoon bullfight. NO RIGHTS CLEARANCES OR PERMISSIONS ARE REQUIRED FOR THIS IMAGE REUTERS/Dani Cardona SP/JV

Bullfighter Eduardo Davila Miural performs a pass in Pamplona’s bullring during the San Fermin festival late July 12, 2004. Every morning at 8 a.m. (0600 GMT), from July 7 to 14 each year, six bulls are released onto an 825-metre (900 yard) course leading through Pamplona’s winding streets to the bullring, where they will be killed in an afternoon bullfight. NO RIGHTS CLEARANCES OR PERMISSIONS ARE REQUIRED FOR THIS IMAGE REUTERS/Dani Cardona SP/JV

Después de todo esto, lo real es que no puedo tener una postura aún. He asistido a una corrida de toros y para ser sincero, el ambiente me fascinó; desde que estás afuera de la plaza hasta antes de comenzar la corrida. Una vez iniciado el espectáculo, sentí una necesidad de retirarme del lugar, pues no me encontraba cómodo ante lo que veía.

Lo que puedo concluir es que son cada vez más las personas jóvenes quienes se proclaman totalmente en contra de esta disciplina. Ante tal presión, poco a poco tanto en México, como en el mundo y sorprendentemente en España, las leyes comienzan a caer sobre la fiesta brava. Pero también debemos recordar que existe mucha gente detrás que vive gracias a los toros, pues sus ingresos prácticamente son generados por su ganado.

Algo que también puedo decir es que muchos, especialmente aquellos en contra, defienden a los animales visceralmente; es decir, únicamente por lo que ven y no por lo que se pueden llegar a informar. Creo que valdría la pena que el debate surja a partir de el conocimiento total de lo que padece el toro desde la crianza hasta la muerte.

¿Por qué sí o por qué no a los toros? Dejen sus comentarios, que el debate siempre estará abierto.

@DJacobo92

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s