Día del maestro

Este 15 de mayo celebramos a aquellos profesionistas que dedican su vida a formarnos a todos los demás para atender las necesidades de nuestro país en el futuro. Desde pequeños convivimos con ellos, y así como podemos llegar a odiarlos en su momento, también llegamos a amarlos por las enseñanzas que nos dejan más allá del aprendizaje académico. Estamos hablando de los maestros.

En México, hablar de los maestros siempre ha sido complicado. De acuerdo con Animal Político, tras la aplicación de un censo a nivel nacional, se sabe que en el país hay 978 mil 118 docentes frente a un grupo; esta cifra se eleva un 15 % al considerar a los maestros que trabajan en más de un centro educativo.

Este censo arrojó que hay 2 millones 247 mil 279 registros para trabajar en distintos centros educativos, pero se constató que el 13.3 % no trabaja en donde le corresponde y debería de desaparecer de la base de datos de sueldos, ya que algunos cobran aunque se haya reportado su deceso o estén jubilados.

Además quedó pendiente saber qué sucede con 69 mil 917 maestros, pues es probable que esa cifra represente a maestros que no está frente a un grupo con goce de sueldo y de los que al menos 39 mil 222, nadie sabe en dónde están.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), al cierre del 2014, había un millón 599 mil 727 personas dedicadas a la docencia, quienes en promedio ganan 70.4 pesos por hora trabajada y en la semana laboran 30.6 horas.

La siguiente información representa el estudio del INEGI, obtenida en el sitio del periódico Excélsior en la sección de Dinero en imagen:

  1. Los ocupados en la docencia tienen en promedio 40 años y su escolaridad promedio es de 16 años, equivalente a tener el nivel de licenciatura, aunque los ocupados en la enseñanza superior tienen un grado promedio mayor (17.5 años).
  2. De las casi 1.6 millones de personas ocupadas como docentes, 62% son mujeres y 38% son hombres, mientras que por edad, el promedio en los hombres es de 42.7 años y el de las mujeres de 38.7 años.
  3. Las mujeres son mayoría como docentes en la educación básica (68 contra 32%), en media superior la proporción es más equilibrada (48 contra 52%) y en la educación superior los hombres docentes superan a las mujeres (44 contra 56 por ciento).
  4. El INEGI refiere que 81.3% de los docentes del país se desempeñan en instituciones públicas y 18.7% en instituciones privadas; 7.1% habla alguna lengua indígena y 3.7% reportó alguna discapacidad.
  5. Los docentes ganan en promedio 72.4 pesos por hora trabajada, siendo mayor el ingreso por parte de los maestros, quienes llegan a obtener 76.3 pesos, en tanto que las maestras 70.1 pesos.
  6. El ingreso es ascendente conforme el nivel educativo en que imparten clases: 69.4 pesos en promedio por hora en educación básica, 73.5 pesos en el medio superior y 94.8 pesos en el superior.
  7. La mayor parte de los docentes (45%) ganan más de tres y hasta cinco salarios mínimos y una cuarta parte de ellos (25.1%) obtiene más de cinco, aunque hay una disminución de quienes obtienen más de cinco salarios mínimos, pues en el año 2000 representaban 35.9 por ciento.
  8. De total de docentes, 88% cuenta con la prestación de servicio médico y 12% no, mientras que de los que son subordinados remunerados, 95.2% goza de contrato escrito y 4.8% no.
  9. De los docentes contratados, 85 de cada 100 tienen contrato de base, planta o tiempo indefinido, en tanto que 15 cuentan con contrato temporal.
  10. Al igual que en los rubros anteriores, son los maestros quienes disfrutan de mejores condiciones de empleo, pues 88.1% tiene contrato de base y 11.9% temporal, mientras que para las maestras estos valores son de 83.8 y 16.2%, respectivamente.

De acuerdo al Segundo Estudio Internacional sobre la Enseñanza y el Aprendizaje (TALIS) 2013, en México, los maestros consideran que algunos de los obstáculos para participar en actividades de desarrollo profesional son la falta de incentivos, la falta del apoyo laboral, la oferta de desarrollo profesional poco pertinente, incontable y en abierto conflicto con el horario de trabajo.

El mismo estudio pero de 2014, señala que una cuarta parte de los maestros de secundaria en México no se sienten preparados para realizar su trabajo; el TALIS muestra que estos docentes tienen los porcentajes más bajos en formación académica y desarrollo profesional.

Con la Reforma Educativa de 2013, se buscaba impulsar un mejoramiento en los niveles de educación en nuestro país, aunque los sindicatos no estuvieran de acuerdo con ella.

Por ejemplo el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), quienes se manifestaron para reiterar su rechazo a la Evaluación Universal Docente, pero que también exigen un aumento salarial por encima de 4.7 %. Vaya incoherencia.

De igual manera, hace unos meses la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) dejó sin clases a un millón 300 mil alumnos en Oaxaca, tras el paro de 72 horas realizado en la Ciudad de México para exigir el pago de sus salarios y compensaciones de diciembre.

1149225

Archivo Excélsior

1149220

Archivo Excélsior

1149222

Archivo Excélsior

Como lo dijimos al principio, es un panorama muy complicado hablar sobre los maestros porque eso envuelve al sistema educativo, a los sindicatos y a los alumnos. Sin embargo la profesión del maestro es algo que debe ser reconocido a nivel nacional, porque a pesar de que nosotros únicamente vemos los desmanes encabezados por el SNTE y la CNTE, también en cada escuela hay maestros que realizan su labor profesional con toda la entrega posible y dedican sus vidas a preparar a los jóvenes para que construyan un mejor país.

Maestros, reconocemos su labor cada día que ustedes se dedican de lleno a sus alumnos. En muchas ocasiones, gracias a ustedes, el alumno retoma el camino y los valores que en casa por una u otra situación no existen o se pierden. Gracias a aquellos que hacen que los estudiantes se vuelvan críticos, piensen y cuestionen todo y no nada más se dediquen a copiar todo el día. Gracias por prepararse día con día para después preparar a sus alumnos. Gracias por soportar reclamos, enojos, corajes y peleas, pero siempre velando por el beneficio de los estudiantes. Gracias a aquellos por ser verdaderos maestros dando clase dentro de los salones y por no abandonar a sus alumnos por oponerse a ser evaluados. Gracias maestros y felicidades en su día.

@DJacobo92

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s