De representantes a némesis: los diputados

El 7 de junio del año en curso, los mexicanos votaremos para renovar la cámara de diputados, así como para elegir a gobernadores, presidentes municipales y/o jefes delegacionales. Pero en esta ocasión, el tema principal serán los bien queridos y adorados diputados.

Son 16 estados los que este año renovarán sus Congresos locales. En cuanto al Distrito Federal, será la Asamblea Legislativa.

De los 500 diputados que renovarán la Cámara a nivel federal, 300 son elegidos por cada uno de los distritos electorales en los que está dividido nuestro territorio. El número de distritos en cada estado de la República depende del número de habitantes que tenga uno de éstos: mientras más habitantes, más distritos. Los diputados que son elegidos como representantes de un distrito electoral, son los diputados uninominales.

Los otros 200 diputados se eligen de acuerdo a listas regionales, según la proporción de votos que recibe cada partido político, y se les conoce como diputados plurinominales.

Después de toda esta explicación, les pregunto: ¿por qué es importante saber quiénes estarán buscando ser elegidos por los electores el próximo 7 de junio? La respuesta es muy $encilla.

Los diputados ganan una dieta mensual de $74,000 pesos; además, reciben dos apoyos económicos distintos. El primero es el de Asistencia Legislativa ($45,786 pesos), el cual reciben para el desempeño de las funciones legislativas. El segundo apoyo que reciben es el de Atención Ciudadana ($28,772 pesos), que se utiliza para sus labores de gestoría que realizan en su carácter de representantes populares. A eso hay que agregarle prestaciones, como seguro colectivo de vida, seguro de gastos médicos mayores, gastos funerarios (hasta por un mes de dieta, por evento), apoyo para transporte y vales de despensa (por $2,780 pesos mensuales).

Hasta aquí, parece que la situación es completamente normal. Sin embargo, existen inconvenientes que enfurecen a la sociedad mexicana respecto al actuar del diputado, y es con justa razón.

Por ejemplo, en estas elecciones va a haber diputados que buscarán ser jefes delegacionales o presidentes municipales y viceversa, los jefes delegacionales o presidentes municipales que buscarán una diputación, que van a poder estar de campaña sin tener que solicitar licencia (una especie de permiso para separarse de su cargo y dejar de recibir sueldo, ya que los cargos de elección popular son irrenunciables).

¿Qué quiere decir esto? Pues que los funcionarios van a seguir percibiendo sus sueldos, mientras están en campaña. Además, recibirán apoyo económico de sus partidos correspondientes para sus dichas campañas.

En el caso del Distrito Federal (de acuero a Mientras tanto en México), son 34 diputados locales los que el 20 de abril estarán en campaña. Hasta ahora, se sabe que únicamente la diputada Laura Ballesteros (PRI-PVEM) ha anunciado que se separará del cargo (es decir, pedir licencia), para dedicarse de lleno a su campaña. Repetimos, HA ANUNCIADO, otra cosa es que lo cumpla.

Otra situación que provoca la rabia colectiva, es que los diputados o se duermen en la Cámara, o de plano no van. Justo hoy, el periódico Reforma sacó una nota en la que revelaba que diputados de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) falsean asistencias a las sesiones del recinto.

Todo salió a la luz luego de que en la sesión del pasado jueves, en la lista oficial aparece que los legisladores Daniel Ordóñez, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), y Marco Antonio García Ayala, del Revolucionario Institucional (PRI), estuvieron presentes; sin embargo, en una entrevista para el periódico, los legisladores reconocieron que no estuvieron presentes.

Para justificar su ausencia, el perredista señaló que tuvo una complicación en su salud. “Tengo un problema de salud personal. Ahorita que ya empezó la campaña no quiero que se mezclen las paridas con las preñadas. Entonces, que no se preste a que es un tema electorero”, dijo Ordóñez.

Por otra parte, el priista refirió que debe atender múltiples actividades como líder sindical: “Con toda honestidad, hay compromisos que estamos llevando a cabo y un trabajo muy arduo. Tenemos un programa con los trabajadores de Salud (…) que nos ha llevado buen tiempo en reuniones.”

Así es como se las gastan, literalmente, nuestros diputados; aquellos que son elegidos para representarnos a nosotros, los ciudadanos mexicanos. Así es como tendremos que decidir nuestro voto por ellos para el 7 de junio. ¿Cómo la ven?

@DJacobo92

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s